COTITULARES
 
 
SAN JUAN EVANGELISTA EN LA TERCERA PALABRA
 

La imagen de San Juan Evangelista, es la tercera de las imágenes que fue encargada a José Paz Vélez. Retrocedamos en el tiempo. Cuando ya recibían culto las imágenes de nuestro Padre Jesús Cautivo y Nuestra Señora de las Mercedes, algunos miembros de la Hermandad propusieron que se le encargara a nuestro imaginero la realización de una imagen de San Juan que recogiera el pasaje evangélico en el que Jesús encomienda al Discípulo Juan el cuidado de su madre, es decir, lo que nosotros conocemos como San Juan “en la Tercera Palabra”.

En 1958 y donada por un grupo de hermanos, José Paz Vélez talló la imagen de tamaño natural, de San Juan para Nuestra Hermandad, para la que nuevamente se le dejo libertad de realización, aunque se hizo el correspondiente boceto previo.

Desde el principio, el discípulo Juan ha sido considerado como patrón de la Juventud, por ser el más joven de los apóstoles que acompañaban a Jesús. Es por ello por lo que los rasgos fisonómicos de San Juan son los habituales: rostro aniñado, barba y bigote incipiente y manos giradas hacia un lado, como queriendo indicar a Maria, a quien iconográficamente acompaña, una camino de seguimiento de Jesús, camino que fue ella misma quien inicio en la casa de Nazaret. La melena no es demasiado larga, pero si rizada y movida, y las cejas aparecen nuevamente fruncidas, largas y perfiladas, así como la boca también un tanto entreabierto. Son rasgos propios del estilo del autor que se mantienen en nuestras imágenes, a los que se añade el hecho que, del mismo modo que en la imagen de Jesús Cautivo, el cabello queda algo recogido en la parte izquierda, dejando también visible dicha oreja. El rostro no es demasiado grande y la expresión de los ojos es triste, presentándolos incluso llorosos. El modelado es igualmente suave, y las formas redondeadas, imprimiéndolo una vez más la misma dulzura y suavidad que forman parte de la personalidad artística de Paz Vélez.

Su propio autor, al igual que la imagen de Jesús Cautivo, realizo un cuerpo nuevo y restauración completa de la talla de San Juan en 1999, quedando desde ese momento más clara la policromía de la misma.

   
 
 
INMACULADA MILAGROSA
 

Procedente de la fusión de nuestra Hermandad con la Sacramental de la Parroquia, en 1984, es la imagen de la Inmaculada Milagrosa, que no procesiona en la actualidad. La imagen, de menor tamaño que el natural, esta realizada en pasta de madera y escayola, y procede de un taller de Olot (Gerona). Pese a que su valor artístico no es tan destacado como en el resto de los titulares, si tiene un cariño y un arraigo especial entre nuestros hermanos mayores, que la vieron procesionar por nuestras calles sobre el magnifico paso que hoy vemos en el Hábeas de nuestro Barrio.

Lo más  curioso de esta imagen es la mezcla de su iconografía y su titulo. Por una parte presenta la iconografía inmaculista, puesto que aparece pisando una serpiente y coronada de estrellas, pero a la vez refleja los atributos recogidos en la iconografía devocional de la Medalla Milagrosa, con los rayos en las manos y el manto azul celeste cerrado sólo en el cuello. La imagen aparece con la indumentaria tallada, predominando los pliegues finos y verticales, tan solo cortados bajo el pecho en la túnica y recogido sobre los brazos. En la misma destacan, a modo de decoración, pequeños elementos florales con fondos dorados, con la técnica propia de otras esculturas más pensadas para ocupar un lugar en el altar que sobre un paso procesional, y más habituales en otras escuelas imagineras.

La imagen aparece con la cabeza inclinada hacia el lado izquierdo y cubierta por u pequeño manto blanco (y no celeste como el que le cubre el resto) que cae por la espalda. El rostro es pequeño y de facciones dulces, sin ningún otro rasgo que nos pueda parecer dramático ni estridente, ya que la propia iconografía de la imagen lo impide. En general, las líneas compositivas forman un vértice hacia la cabeza y una amplitud máxima a la altura de las manos, manteniéndose desde aquí casi una vertical hacia abajo, y no volviéndose a cerrar en forma de huso como lo hacen las Inmaculadas de la escuela granadina de Alonso Cano, puesto que incluso la peana sobre la que se asienta tiene un amplio trazado poligonal. Aún así, la túnica que cubre el cuerpo de la Virgen no es en exceso vertical, ya que en los pies queda un tanto.

 
 
SANTA GENOVEVA
 

La imagen de Santa Genoveva, procede de la fusión de la Hermandad de Penitencia con la Sacramental, y es cotitular también de la Parroquia (a quien pertenece), aportando la denominación popular con la que es conocida nuestra Hermandad en Sevilla.

En este punto, es oportuno recordar brevemente la historia de esta Santa. Nació cerca de París, en el año 422, y desde el principio dedicó su vida a servir a Dios y al prójimo. Cuando contaba sólo 15 años, formó una pequeña asociación de mujeres dedicadas al apostolado y a ayudar a los pobre, aunque no eran religiosas. Su vida era de absoluto recogimiento y ayuda a los necesitados. En la misma, destacan dos hechos que muestran su ayuda al pueblo de París: uno, cuado les persuadió para que orasen y evitar así que Atila destruyera la ciudad (cambiando éste su rumbo hacia Orleáns), y otro cuando se marchó río Sena arriba para buscar víveres y alimentos en una época de hambruna. Por ambos hechos, así como por su vida de ayuda, la ciudad de París le consideró, y así se mantiene, como su patrona.

La imagen de Santa Genoveva que se conserva en la parte superior del altar mayor de nuestra Parroquia, y esta flanqueada por candelabros  que pertenecieron al paso de la Milagrosa, pertenece al taller de Antonio Castillo Lastrucci. Está realizada en madera policromada y es de tamaño algo menor al natural. La imagen nos presenta a una Santa aún joven, con un rostro bello y redondeado, y el cabello tallado y recogido bajo un pequeño manto que le cubre la cabeza. El resto de la indumentaria consiste en un sencillo vestido ceñido a la cintura, por una piel de borrego, que el autor se dispuso a tallar con el relieve propio de este tejido, que presenta una textura rugosa. Los pliegues son gruesos y redondeados, lo que le otorga a la imagen un aspecto un tanto voluminoso, que hace que pueda ser bien percibido desde el suelo. En último lugar, hay que destacar los símbolos de santidad que porta la imagen, como son la diadema (a modo de aureola) y la paloma en su mano izquierda (en alusión al Espíritu Santo).

 
 
 
 
Bookmark and Share
 
 
 
HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO; NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO, EN EL ABANDONO DE SUS DISCÍPULOS, NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES CORONADA Y SAN JUAN EVANGELISTA, EN LA TERCERA PALABRA; INMACULADA MILAGROSA Y SANTA GENOVEVA

 
Avda de los Teatinos, 41 ~ 41013 Sevilla ~ Teléfono +34 954 617 444 / Fax +34 954 232 170 ~ Email: santagenoveva@santagenoveva.com