PRIOSTÍA
 
Cada área de la Hermandad puede y debe contar, según las Reglas con cuantos colaboradores de los miembros de la Junta de Gobierno sean necesarios para que, con su ayuda, el desarrollo de las respectivas tareas a éstos encomendadas sea fluido y eficaz además de compartido, como corresponde hacer en el seno de la Iglesia donde todos sus miembros tienen derecho a una presencia activa y, a la vez,  la obligación cristiana de implicarse para que los más generosos no se vean agobiados teniendo que asumir todo el trabajo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tal es la razón de ser del grupo de Priostía que, integrado en el Área de Cultos, está para auxiliar al Prioste y Prioste Custodio participando del cumplimiento de su misión que, como todas las que se desarrollan en la Hermandad, cumple una clara función de servicio a la comunidad.

De manera resumida, las más significativas actividades del equipo son, entre otras, las siguientes: exorno y cuidados en todos sus detalles de los altares donde reciben culto las imágenes titulares de la Hermandad (los de Reglas y cuantos extraordinarios se acuerdan), montaje de andas y pasos en los que procesiona el Santísimo Sacramento o dichas sagradas imágenes, colaboración con el personal contratado por el Mayordomo para resolver aspectos técnicos de ciertos trabajos relacionados con lo anterior, así como de instalaciones para el almacenamiento de enseres y conservación del patrimonio artístico; limpieza y puesta apunto de insignias necesarias para cada culto, interno o externo; cuidado de los pasos durante las procesiones o la estación de penitencia para resolver cualquier eventualidad técnica, custodia de las imágenes titulares propia de la Hermandad, custodia y conservación de enseres, etc.

Se trata, pues, de una tarea que, como la mayoría que corresponden a otras áreas, requiere una atención y una capacitación adecuadas, en este caso para usar debidamente el patrimonio confiado a los priostes y, muy importante, saberlo conservar.

El paulatino crecimiento de la Hermandad en todos sus aspectos y su fusión con la Sacramental que vino a incrementar el número de cultos que se celebran, ha hecho que, en transcurso del tiempo, haya sido preciso aumentar también la dedicación que el grupo, integrado por numerosos hermanos que se turnaron al cabo de los años, ya venía prestando ejemplarmente desde la fundación bajo la experta dirección de quienes fueron priostes. Y esto ha sido hasta llegar a los tiempos actuales en que está compuesto sobre todo por jóvenes que, guiados por la experiencia de otros que permanecen y con la dirección, como siempre, de los priostes, están ilusionados en una tarea para la que se requiere especial esfuerzo tanto en el plano físico como por los horarios que, para ser compatibles con el trabajo profesional o de estudios de la mayoría, así como con los de celebraciones parroquiales, ha de ser realizado, con frecuencia, durante las noches que preceden a cada culto, con el sacrificio que esto conlleva.

El grupo de colaboradores de Priostía ha sido por otro lado puerta de entrada para qué los jóvenes, atraídos en principio por una tarea que, tras horas incontables de trabajo, tiene la particular compensación de ofrecer un resultado artístico que puede admirarse simplemente contemplándolo, una vez conocidos otros aspectos de la vida de la Hermandad, igualmente logrados con admirable diligencia pero menos a la vista, hayan tenido la opción de acceder al servicio de la comunidad en otras responsabilidades, luego descubiertas, entre tantas que configuran su amplísima actividad apostólica.

La historia del grupo es de abnegado servicio tanto en la Parroquia, estando sus miembros siempre dispuestos a colaborar cuando han sido requeridos, como, por su puesto, en la Hermandad. Su historia, excediendo tantas veces su propio compromiso para atender incontables tareas técnicas que nada tienen que ver con la Priostía, ha sido escrita por el grupo a base de una generosa aportación sin otro fin que contribuir a la más digna presentación, no solo de los cultos sino de cualquier acto en que ha sido necesaria su colaboración. En este sentido podrían citarse nombres ilustres de recordados hermanos que omitimos para no caer en olvidos que serían imperdonables.

En definitiva, siendo lo principal de su trayectoria el servicio que ofrecen, los colaboradores de Priostía pueden sentir la íntima satisfacción de estar contribuyendo con su tarea a favorecer la piedad tanto de los hermanos como las personas del barrio, lo que equivale a sembrar el espíritu cristiano que proponen la Reglas mientras ellos mismos aprenden, individualmente y en grupo, a vivir la experiencia de la fé, razón primera y última de la existencia de la corporación.

 
 
 
 
Bookmark and Share
 
 
 
HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO; NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO, EN EL ABANDONO DE SUS DISCÍPULOS, NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES CORONADA Y SAN JUAN EVANGELISTA, EN LA TERCERA PALABRA; INMACULADA MILAGROSA Y SANTA GENOVEVA

 
Avda de los Teatinos, 41 ~ 41013 Sevilla ~ Teléfono +34 954 617 444 / Fax +34 954 232 170 ~ Email: santagenoveva@santagenoveva.com